WEBCAM-SEXO.BIZ

XXX en directo para todos los mirones como ustedes

xxx-en-directo
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7

XXX EN DIRECTO

Quién me manda a mí ser tan lanzada. Una cosa es hacer sexo por webcam y otra muy diferente practicar una sesión de XXX en directo para todo el mundo. Ya lo único que me queda es terminar de hacerme actriz porno para siempre, rodar con los mejores y viajar a América a tragar más pollas que una bendita, jejeje.
Pues sí, ocurrió un Viernes por la noche del último show erótico de Barcelona, al que acudí con mi novio con las invitaciones que había recibido de parte de los organizadores por ser webcammer. Él me acompañaba un poco a regañadientes porque sabe que en estas situaciones yo me pongo muy caliente y luego siempre quiero terminar follando en grupo, o con algún amigo o algo así. Por supuesto que él, mi novio, también se aprovecha de este tipo de relación que tenemos para follar con las parejas de mis amigos, aunque él dice que no le va demasiado ese rollo, que no le importa que yo lo haga pero que él prefiere mantenerse al margen. Por eso no suele gustarle demasiado venir a estos sitios. Pero lo cierto es que esta vez vino y que acabó viendo a su mujercita en lo alto del escenario haciendo XXX en directo, casi ná al aparato.

Llegamos tempranito y estuvimos dando vueltas por todo el recinto, viendo artículos de sexo, viendo conocidas actrices porno españolas, viendo proyectos de algunas empresas del sector, etc. Hasta que llegamos al stand de Videochaterotico.com y nos enteramos de que tenían proyectado un show que empezaría en aproximadamente una hora. Yo ya había visto algunos de estos shows, en concreto en otras fiestas privadas organizadas por ellos mismos, y siempre me habían encantado. Me impresiona ver cómo son capaces de follar delante del público y hacerlo todo tan... Real.

Por nada del mundo me lo iba a perder, así que aprovechamos la hora que faltaba para que comenzase el show, para ir a comer y por qué no decirlo, para hacer sociedad como suele suceder en estos lugares. Te encuentras con compañeras que hacen webcam igual que tú, ten encuentras con productores que buscan chicas con posibilidades, actores, actrices, empresarios y todo el mundo relacionado con el sexo, lo normal. Y los más guarretes vamos echando el ojo y la caña por si al final de la noche surge alguna buena posibilidad de sexo desenfrenado. Es una noche en que los hombres van muy guapos todos, por lo general, y las chicas vamos demasiado sexy, como tal vez nunca iríamos por la calle ni siquiera en Nochevieja, así que a mi novio se le iban los ojos viendo las casi-absoluta-desnudez de algunas golfillas que por allí se movían. No entiendo por qué dice que no le van los rollos de sexo ocasional fuera de la pareja entonces. Aunque yo lo que creo es que lo que no le va es tener que follarse a la novia de turno de un fulano amigo mío a quien él no conoce de nada y sólo porque me ha gustado a mí, sin importar demasiado si a él realmente le ha gustado la novia que en cada ocasión le ha tocado en suerte. Será eso. Pero es lo que hay y es lo que tiene si quiere ser la novia de una mujer tan ardiente como yo, tan cachonda... y webcammer reconocida. Toma ya !!.

Pues comimos, hablamos con gente, conocimos a nuevas compañeras de profesión, y a sus parejas... mmmm. Y cuando llegó la hora acudimos nuevamente al stand donde ya hacía rato que las luces de colores anunciaban que algo bueno estaba a punto de suceder.

Y la hora fijada, tal vez con un pequeño retraso de 5 o 10 minutos, aparecieron en escena dos chicas, dos actrices porno bastante consideradas ambas y que cualquier de ellas en solitario habría sido buen reclamo para llenar aquello de público, pero entre las dos, la cosa prometía y mucho. Eran Yuno Love y la habitual de shows extremos Soraya Wells las que se disponían a protagonizar un fantástico show XXX en directo para todos nosotros en esta edición del salón erótico de Barcelona. Y yo, tan feliz, y tan perra viendo como comenzaban a acariciarse y a desnudarse. Mi novio estaba que se le saltaban los huevos (de los ojos, y supongo que los cojones también) viendo a aquellas dos preciosidades en plena acción. Todo iba genial, de escándalo, hasta que apareció una tercera persona en el escenario; Nada menos que Amador Xtrem, un follador de los que a mí me gustan, con su cacho de polla de veintitantos y fuerza en sus brazos, sus pechos, sus piernas... mmm. Si en esos momentos me empiezan a meter mano me corro, siempre deseo que ocurra algo así, pero nunca nadie se atreve. Pensarán que les voy a guantear la cara o algo así. Yo gritaba, besaba y lamía a mi novio, le decía a Amador que se follara a aquellas dos guarras, y a ellas que abrieran bien las piernas y que si estaban sequitas aquí estaba yo para meter mi lengua donde hiciese falta. Perdí el control como puedes ver. Y es que, no puedo evitarlo, me va subiendo la adrenalina y es como si estuviese borracha o drogada (aunque no tomo nada) y ya no puedo parar, muchas veces digo o hago cosas de las que después me arrepiento, aunque también debo reconocer que mis aventuras más excitantes y espectaculares han ocurrido en estas situaciones de desenfreno.

El chico que tenía el micrófono era el speaker que animaba la sesión, ponía los comentarios cachondos en aquel trío bisexual que se estaban marcando los tres protagonistas de la noche. Cuando de pronto, pidió a alguna voluntaria del público que quisiera unirse a la fiesta. Fue algo así como que Amador iba sobrado con aquellas dos lobas del porno y que si alguna chica normalita pero viciosa del público quería ver de cerca como aquel animal entraba y salía en aquellos dos coños. Verlo y tocarlo si quisiese, ya que ellos en ningún momento dirían que no a la participación de un asustado gorrioncillo del público. Ya ves. ¿Y quién crees que levantó la mano? Pues sí, una servidora. Pero no sólo levanté la mano, por lo visto salté encima del chico que tenía delante y grité tanto que, si hubo otras candidatas, pasaron desapercibidas, todas las papeletas las había comprado yo en cuanto el speaker pidió voluntaria. Y claro, me tocó. Y subí. Y cuando estuve arriba me arrepentí de haber levantado la mano, de haber subido y de ser tan gilipollas como suelo ser a veces. Pero allí estaba y el speaker me animaba a sentarme en medio de aquellas tres bellezas y comenzar a oler sus cuerpos y su sexos. Juro que estaba más caliente que una perra en celo. Juro que en aquel momento me hubiera olvidado de las luces, del speaker, del público y de mi novio y me hubiera entregado a aquellas personas... si no hubiera sido todo tan incómodo. Madre mía, qué jodido es eso de hacer el amor encima de un escenario de madera con prácticamente sólo una silla y con una calor artificial (por los focos) insoportable. Empecé a agobiarme un poco y a punto estuve de decir que había sido una equivocación y bajarme del escenario.

Menos mal que en ese momento mi amado Amador Xtrem me cogió del brazo, me acercó a su polla dura, la sentí en mi vientre... y se me pasaron los temores. Quise agarrarla y agacharme y chuparla con fuerza, pero me dio vergüenza. Quise besarlo, pero supe que no era el momento ni la situación. A cambio sólo fui capaz de susurrarle al oído que soy fan suyo y que me gustan mucho sus películas. Que imbécil, ¿verdad?. Pero bueno, por suerte también fui consciente rápidamente de mi imbecilidad y todavía aquello no había acabado; Me iba a sentar allí, me iba a tranquilizar e iba a disfrutar de verdad de todo lo que me estaba ocurriendo. Porque también en ese momento fui más consciente del público y de mi novio, al que había olvidad por completo y ahora veía allí abajo, con los ojos saliéndose de sus órbitas y mirándome con cara de deseo. Eso fue lo que definitivamente me tranquilizó y me permitió disfrutar del momento maravilloso que supone participar de un show XXX en directo desde dentro.

Yuno y Soraya se retorcían delante de mí, una de ellas y luego la otra se sentaban a mi lado o sobre mis piernas y me echaban el aliento, yo habría los labios deseando que me metieran la lengua pero ellas se quedaban ahí, a escasos milímetros de mis labios, tal vez esperando que lo hiciera yo, tal vez simplemente calentándome aún más si es que eso pudiera ser posible. Me agarraban los pechos y yo les acariciaba las piernas queriendo llegar al culo y a sus rajas pero sin atreverme a hacerlo. A veces les cogía un brazo o las manos, y hasta la cara les acaricié. Todo era como dar rodeos queriendo llegar a sus pechos y a sus entrepiernas pero pidiendo tantos permisos que al final me quedaba a medias. Hasta que Soraya agarró mis manos y las puso en su culo. Ufff, qué sensación, qué puta eres Soraya !!, qué puta soy joderrrr.

Y qué de puta madre iba todo una vez que la primera sensación de miedo y de vértigo había pasado. Finalmente fue Amador quien apartó a las chicas y vino a buscarme. Ya no metería la pata como hacía un momento me había sucedido, ahora le iba a hablar claro a aquel Superman. Amador, soy webcammer, he subido con miedo pero con deseo porque estoy muy caliente, hoy no vas a poder porque estás trabajando pero vete buscándome un rato porque te voy a follar mejor que estas dos putas que tienes aquí. Porque para puta reputa esta menda. te voy a hacer un hombre así que búscame ahora después cuando termines el show y quedamos para mañana o tan pronto como te venga bien. Él sonrió y me dijo que luego hablábamos, que el show tenía que continuar. Se miró su polla y me invitó a cogerla. Pensaréis que me lo pensé... ahí están las imágenes. Se la comí. Buff, es que no puede ser que cuando una mujer está tan caliente, le estén invitando a pasar... de broma, mire usted: No. Si hay que ir se va y eso es lo que yo hice. Con las chicas me lo pensé, pero con Amador no. Le agarré la polla para ver si era de verdad, la chupé para ver si era de mi agrado y quedé con él para follármelo más tarde o al día siguiente. Sí señora, ahí, como está mandado. Después, quisieron que enseñara las tetas o que me desnudara un poco en el escenario, pero creo que ya había hecho suficiente para no ser más que una invitada de aquel espectáculo. Por í, casi que me hubiera quitado algo pero después de ver el vídeo, reconozco que acerté al reprimirme. Cuando bajé del escenario, mi novio me besó, me acarició demostrándome que estaba contento... y cachondo, y me susurró al oído que si había quedado con los tres actores para follar juntos. Lo miré sorprendida, perpleja, y le dije que no. que cómo se le ocurre.

Y es que yo sé que difícilmente voy a poder compartir cama con mi novio y con Amador (qué más quisiera yo). Evidentemente él se refería a quedar todos juntos para hacer una orgía con intercambios y poder follar con Yuno Love y Soraya Wells y/aunque yo follase con Amador Xtrem. En cambio, lo que yo había conseguido esta vez, no lo incluía a él así que preferí no comentarle nada al respecto. Oídos que no oyen, corazón que no siente. Amador Xtrem y yo, en cambio, sí que podríamos vernos, podríamos follar ya sin el show xxx en directo de aquella noche sino en la intimidad que a mí me gusta. Si lo hicimos o no, sólo lo sabemos él y yo. Por mi parte no tengo nada qué decir. Todo ha quedado dicho en estas líneas que acabo de escribir.

Espero que te haya gustado mi historia, y si quieres sexo conmigo, ven a conocerme al chat, tendremos el mejor sexo online con toda seguridad y después... ¿quién sabe? todo se puede hablar.